Movimientos efectuados en la cartera 2º Trimestre 2018

Al igual que el trimestre anterior, hemos aprovechado la volatilidad de los mercados para incrementar, sobretodo, la participación en compañías que ya tenemos en el fondo. También hemos incorporado nuevos negocios que nos gustaban y que están a valoraciones muy atractivas.

En este sentido, durante este trimestre hemos incorporado: las compañías del sector de transporte marítimo CAPITAL PRODUCT PARTNERS y DYNAGAS; la compañía tecnológica israelí TAPTICA PLC y la multinacional norteamericana FREE PORT McMoRAN, el productor de más bajo coste de cobre del mundo​ y uno de los mayores productores mundiales de oro.

También hemos adquirido dos compañías de la industria petrolífera. Se trata de ENSCO PLC, compañía de perforación mar adentro para la industria petrolera y gasística con sede en Londres, y la multinacional norteamericana productora de petróleo y gas APACHE CORPORATION.

Por último, hemos adquirido durante este último trimestre la compañía financiera ALANTRA.

Por el contrario, salen de nuestro fondo las siguientes compañías:

La empresa danesa farmacéutica NOVO NORDISK (desde 2016 en cartera; 25,5% de rentabilidad) y la francesa fabricante de neumáticos MICHELIN (desde 2015 en el fondo; 21,5% de rentabilidad). También COCA-COLA EUROPEAN PARTNERS (desde 2016 en el fondo; +2,5% de rentabilidad), ya que la embotelladora no ha cumplido nuestras expectativas de rentabilidad y la vendimos para invertir en compañías con más recorrido. Por llegar a nuestro precio objetivo, desinvertimos en las empresas españolas VISCOFAN (desde 2016 en el fondo; +19,6% de rentabilidad) y ENAGAS (desde 2015 en el fondo; con un +15,6% de rentabilidad). Ambas son muy buenas compañías pero creemos que podemos invertir sus plusvalías en otras compañías con mayor potencial de rentabilidad. Hemos desinvertido definitivamente en la compañía eléctrica alemana RWE (desde 2016 en el fondo; con un +5,5% de rentabilidad). Finalmente, nos hemos desprendido de la compañía norteamericana Mc DERMOTT, que no nos han dado el resultado esperado y que, a pesar de representar un peso intrascendente en nuestro fondo, evidentemente no ha sido un acierto de inversión (desde 2016 en el fondo; -51,5% de rentabilidad; 0,1% de la cartera).